Agradecemos a Sora y a su familia por visitar a Medellín. También al Concejo de Medellín, a la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia ,  a Extensión Cultural Universidad de Antioquia y a Viernes U por apoyar este evento.

Somos Jane, Dave y Sora, nuestra perrita adoptada en un refugio en Portland, Oregón (EEUU).

Nuestra relación comenzó bajo la premisa de grandes aventuras y viajes por el mundo. Nuestra relación comenzó con un pasaporte casi inactivo; -Dave estaba escéptico ante Jane, que le prometía una vida llena de viajes-.

Nos escapábamos cuando podíamos a lugares como México y Colombia, y regularmente explorábamos dentro de nuestro estado natal y sus fronteras, y también íbamos a Canadá; pero siempre estábamos limitados por nuestros horarios, teníamos sólo unas pocas semanas de vacaciones anuales y un fin de semana largo, a cada tanto.

En 2011, asistimos a un programa de escuelas de negocios sostenibles, donde nos reunimos.  Ambos estábamos desesperados por encontrar una nueva forma de vida, más allá de los estándares. Un año después de graduarse, Dave se encontraba en el mismo trabajo que había tenido durante los últimos siete años y Jane descubrió que incluso su trabajo de ensueño no era tanto así.

Nuestra perra Sora veía cómo el trabajo controlaba nuestras vidas. Ella quería pasar más tiempo con nosotros y descubrir el mundo, así que nos convenció de llevarla en bicicleta en nuestros recorridos. Nos pareció una gran idea.

Comenzamos nuestra aventura en Oslo, Noruega, en mayo de 2015 y lentamente nos dirigimos a Atenas en diciembre, a través de los Balcanes y Turquía. En enero de 2016, volamos a Ushuaia, el fin del mundo, en la Patagonia (Argentina), y comenzamos a pedalear lentamente por los Andes hacia Colombia.

Dave adoptó a Sora en Family Dogs New Life, en Portland. Era una perra nerviosa, de tres años de edad, originaria de los “Tes-condados” en Washington, donde había sido rescatada como una perrita extraviada que, por demás, pasó por varios hogares de acogida antes de llegar a Family Dogs New Life y recibiera “una segunda oportunidad”.

Sus penetrantes ojos azules atrajeron a Dave, quien la llevó a casa consciente de la historia de abuso que había vivido. Los primeros meses de convivencia fueron difíciles: Sora era una compañera sumisa, pero a la vez, muy ansiosa y evidentemente desadaptada a la dinámica de una casa.

Con el tiempo, largas jornadas de entrenamiento y mucho amor y paciencia, ella pudo superar sus miedos y ahora convive sin problema alguno con nuestro otro perro, dos gatos y tres pollos. A ella le gusta perseguir a las ardillas, corretear a sus hermanos de gatos y jugar en la playa.

A medida que viajamos por todo el mundo aprovechamos la oportunidad para educar a las personas sobre los animales, les hablamos de sus derechos, del cuidado apropiado que es necesario tener con ellos y tratamos de difundir el amor y la compasión hacia estos, y para ello, promovemos la adopción y el rescate. Nuestra inspiración viene, por supuesto, de nuestras cuatro experiencias: dos perros (Sora y Maxwell) y dos gatos (Ollie y Nima).

Al terminar nuestro viaje por Suramérica, el objetivo es recaudar U$ 1,125, es decir, U$ 1 por cada kilómetro que recorreremos en Colombia. Cada dólar será donado a Defenzoores, una organización sin fines de lucro, fundada en 1996 en Medellín (Colombia) , que promueve la convivencia respetuosa con los animales y su ambiente, mediante la concientización y la educación de la comunidad. Con este fondo y el apoyo de otras entidades locales, Defenzoores hará una gran campaña para promover la adopción y dar una oportunidad a los perros y gatos de los albergues que aún esperan por una familia.

Agradecemos a Sora y a su familia por visitar a Medellín. También al Concejo de Medellín, a la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Antioquia, a Extensión Cultural Universidad de Antioquia y a Viernes U, por apoyar este evento.

http://longhaultrekkers.com/

Inicio

  • Recibe nuestro boletín mensual  escribiendo a contacto@defenzoores.co