IMG_3041bj

Hablamos con el biólogo Iván Darío Soto Calderón, egresado de pregrado y maestría de la Universidad de Antioquia, Doctor en Biología de la Conservación de la Universidad de Nueva Orleans, y quien ha sido reconocido por su labor investigativa y de conservación del Tití Gris, Saguinus leucopus.

 

“Cuando llegué nuevamente a Colombia empecé a estudiar los titíes de la universidad de Antioquia, que habían sido parte del paisaje por años, pero de los que no sabíamos nada.  En un comienzo solo respondía preguntas básicas: cuántos hay, a dónde van, sí se reproducen. El Titi Gris es una de las especies de primates más amenazadas por el tráfico ilegal y la pérdida de su hábitat.  El primer reporte científico de la especie se hizo en Medellín en 1876, y es importante destacar que nuestra ciudad sigue siendo la única gran ciudad en Colombia donde habita el Titi gris; la población más grande está en los barrios del noroccidente, en algunos reductos de bosques y cercanías a quebradas, pero no son zonas protegidas. Por regiones, se le puede encontrar en el Oriente de Antioquia, entre el río Cauca y el río Magdalena; al igual que en el sur de Bolívar, en el departamento de Caldas (Oriente) y al norte del Tolima. El área de distribución geográfica es cada vez más pequeña y ya  ha desaparecido en varias zonas”.

 

El grupo de animalitos que habitan la Universidad de Antioquia está constituido por 4 individuos; al parecer, los más viejos  fueron introducidos hace 10 años o más y son los padres de los otros dos, pero hace muchos años que no se reproducen. El campus universitario, aunque tiene gran variedad de árboles no es un bosque nativo y por lo tanto no es ideal para que viva una familia de primates. Estos han tenido que adaptar su dieta a las especies frutales de la universidad y la gente a veces les dan galletas y dulces que no deberían consumir porque esta puede afectar su salud. A pesar de esto, más del 90% de su dieta la configuran alimentos que ellos consiguen por sus propios medios dentro del campus, tales como frutas, flores, cortezas, hojas y  a veces, insectos. A diferencia de otros animales, los Titíes nunca  bajan al piso a comer basura o desechos.

 

En el estudio que se les practicó con el apoyo de un veterinario especializado en monos silvestres, se encontró que son animales bastante sanos, con cierta tendencia a la obesidad y con algo de colesterol en la sangre, producido tal vez por una sobreoferta de alimentos, pues en la universidad hay muchos árboles frutales y ellos no tienen mucha competencia para conseguir sus frutos. Además, no tienen que movilizarse mucho, lo que coincide con un estudio que se hizo a un grupo de primates urbanos en la ciudad de Mariquita (Tolima) donde también  se vio que se movilizaban menos que un animal que vive en la selva o el bosque.

Esta familia de Tití Gris que habita el campus universitario brinda la oportunidad única  a muchas personas de ver un primate endémico o en estado Silvestre, con un comportamiento natural gracias a que están habituados al ser humano y realizan su vida normal sin perturbaciones.  Hay que anotar que  ocasionalmente ha habido algunos inconvenientes, pues su manera natural y desinhibida de vivir  los ha llevado por ejemplo a ingresar esporádicamente a algunas oficinas y llevarse el almuerzo de algún profesor o secretaria;  ellos entran sin pedir permiso, sin anunciarse, a darse un banquete; pero esto no es común.

Otras especies de fauna Silvestre que habitan la ciudad universitaria son los murciélagos,  que no suelen mencionarse mucho; así como las aves con las cuales si estamos muy familiarizados, y de las que dijo un especialista, que hay más en el campus universitario que en muchos países de Europa.

 

Lo más importante es que la gente conozca el Tití Gris para que pueda apreciarlo y conservarlo. Para hacer conservación de una especie, es primordial documentarse, hay que estudiar, porque en muchas ocasiones, contrario a lo que se cree, hay acciones mal enfocadas que le hacen daño a los animales y por ende a la sociedad”.

Foto: Ivan darío Soto

Foto: Ivan darío Soto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicio

  • Recibe nuestro boletín mensual  escribiendo a contacto@defenzoores.co